Saltear al contenido principal
Madrid En Verano

Verano en mi ciudad

Yo sé cuándo ha llegado el verano a mi ciudad porque sus calles se vuelven del color de las españoladas. Así que para mí, desde hoy, ya es oficial... ¡Viva el verano!

Leer más...

Tomar cada 8 horas en caso de desencanto vital

- Total, tú y yo solos, vegetando todos los fines de semana en esa mierda de chalé. Todos los puentes, todas las vacaciones de semana santa... arreglando la calefacción, cortando el cesped, limpiando la piscina... - Qué piscina... - Pues la que terminaremos poniendo... Y un día te mueres, y…

Leer más...
Tango Por Una Cabeza

En un plato rojo de loza vieja

  Propongo llamarte cada día hasta que consigas olvidarme. Propongo enseñarte las estrellas todas las noches de lluvia. Propongo que nos riamos juntos entre gritos histéricos de tristeza. Propongo hacerte feliz y que me odies cada amanecer. Propongo serte infiel cuando pasemos la tarde de domingo tumbados en el sofá. Propongo…

Leer más...

Cambio botón del pánico por dedo oponible

Se me ocurren mil razones por las que el código genético humano debería ir derivando nuestra evolución hacia la posibilidad de tener un apéndice en forma de botón del pánico. Sí. Igual que conseguimos evolucionar en capacidad prensil gracias a nuestro dedo oponible, o del mismo modo que la ciencia…

Leer más...
Volver arriba